Bodegas

Nuestra Bodega Cooperativa Católico-Agrícola cuenta con las mejores infraestructuras de la Denominación de Origen Jerez/Xeres/Sherry para la producción de sus vinos. Estas se encuentran en la Bodega de elaboración Los Madroñales, y añadimos excelentes condiciones para la crianza y el envejecimiento en la Bodega Avenida de Regla.

La bodega de elaboración, moderna e innovadora, dispone de una planta de vinificación destinada a la elaboración de los vinos de la D.O., “Jerez/Xeres/Sherry”, a la que pertenecen nuestros Moscateles y los nuevos vinos jóvenes. Su superficie de más de 6.500 metros cuadrados nos da capacidad para producir más del 85% de toda la producción vinculada a Chipiona y prácticamente casi la totalidad del Moscatel de Chipiona.

Dentro de nuestro proyecto de I+D contamos con una Planta de Fabricación de Arrope, que nos regala el sabor de antaño en nuestros vinos Moscateles y Olorosos.

En el centro de Chipiona, y con el mismo nombre de su ubicación, tenemos la bodega Avenida de Regla, de crianza y envejecimiento. En ella se encuentran todas nuestras soleras y criaderas, con más de 900 botas de roble americano e instalaciones de estabilización y filtración. Además de la planta de embotellado de nuestros vinos.

Techos muy altos, bodegas frescas orientadas al noroeste para recibir las brisas de Poniente y suelo de albero. Condiciones semejadas a la típica bodega jerezana para facilitar la mejor crianza y envejecimiento del vino a través del sistema de soleras y criaderas. Un sistema dinámico propio del Marco de Jerez.

En definitiva, artesanía, calidad y tiempo son los ingredientes que usamos para la crianza. Y su fusión se traduce en vinos muy elegantes y apreciados en el mercado, ya que nos regalan el sabor añejo y auténtico de nuestros Finos y Moscateles.

Viñedos

La viticultura que se practica en nuestros viñedos es una de las bases fundamentales de nuestros vinos. El secreto está en la forma de cultivar la viña, apoyada en técnicas milenarias y artesanales.

Un factor que garantiza la excelencia de nuestros vinos es el tipo de suelo de los viñedos. Una arena de granulometría gruesa, con una estructura muy porosa y permeable que alcanza un mayor grado de calor que los terrenos arcillosos. Por eso nuestra vendimia se adelanta con respecto a la producción en todo el marco de Jerez.

Otro rasgo a tener en cuenta es nuestro clima cálido, que favorece una alta evapotranspiración. La cercanía del Océano Atlántico dulcifica y humedece el ambiente. Y el viento predominante de Poniente ejerce un efecto suavizador de las temperaturas estivales. Estas, durante el periodo activo de desarrollo, es de 18º con aproximadamente 3.000 horas de luz. De ahí que la orientación de nuestras cepas se haga en dirección norte-sur para conseguir la máxima insolación durante el día.

Actualmente, todos los viñedos se encuentran regidos por el sistema de Producción Integrada. Este garantiza la alta calidad de la uva, que se cultiva sin usar productos fitosanitarios y fertilizantes. Así respetamos la salud humana y medioambiental.